Por un Alhaurín de la Torre en la Economía del bien común y progreso económico, actuando desde lo local para abaratar costes y desarrollando sistemas que potencien y distribuyan los recursos al servicio de las personas y por encima de todo a la creación de empleo, construyendo redes de consumo y comercio responsables.

  • Recaudación justa de los impuestos municipales, adecuándolos a las circunstancias de las familias alhaurinas.

  • Auditoria pública de las cuentas municipales.

  • Bajar el precio del agua como bien público de primera necesidad. No dejar absolutamente a nadie sin el suministro básico del agua.

  • No dejar de reclamar todos aquellos fondos de diferentes administraciones (autonómica, estatal y europea), para potenciar el desarrollo de la economía local.

  • Bajada del IBI, solicitando y promoviendo la revisión del valor catastral de las viviendas, adecuándolo al mercado actual, y no al mercado sobrevalorado de los tiempos pasados en plena “burbuja inmobiliaria”.

  • Remunicipalización de todos los servicios públicos: las guarderías municipales, la Escuela de Música, servicios de jardinería, deporte, limpieza, el Centro de Día…

  • Facilitar mediante un registro, actualizado periódicamente, que las familias numerosas, parados, jubilados, pensionistas, etc. reciban bonificación en tasas e impuestos.

  • Impuesto a grandes superficies, que ayude a las PYMES y autónomos en la creación de empleo.

  • Creación de una bolsa de proveedores totalmente transparente para contratos mayores y menores, a la que puedan acceder comercios locales, sin importar el tamaño de PYME que sea.