El PP plantea ubicar la mayoría de viviendas protegidas en las barriadas de la periferia: construir “guetos”.

289

El Plan Municipal de Vivienda y Suelo (PMVS) presentado por el PP de Joaquín Villanova no cumple el criterio de distribución de las viviendas bajo el principio esencial de cohesión social, y ésta es la respuesta del Grupo Municipal de IU en forma de alegaciones.

El alcalde Villanova pretende construir casi todas las viviendas públicas protegidas en asentamientos poblacionales diseminados, a sabiendas de que la mayoría de estas zonas no cuentan con los mínimos equipamientos públicos exigibles. Como ejemplos de esta carencia de servicios se pueden nombrar las barriadas de El Romeral, Santa Amalia y La Alquería, en las que en el propio PMVS se describen así: “El estado de urbanización de las barriadas El Romeral y Santa Amalia debe de calificarse de deficiente, pues en su mayor parte adolecen de red de saneamiento, existiendo en toda la zona pozos ciegos y en el mejor de los casos fosas sépticas. La única parte de las barriadas que cuenta con red de saneamiento no llega, sin embargo, a depurarse, vertiendo directamente a una acequia de riego. La mayor parte de los tendidos eléctricos y telefónicos son aéreos con el impacto visual que ello ocasiona…el acerado público se limita únicamente a las calles principales y a la zona central, donde también existen zonas ajardinadas… y el alumbrado público se limita las calles principales de las barriadas.

El estado de urbanización de las barriadas Peñón y Zapata ha mejorado…pero, sin embargo, el vertido de las aguas residuales se realiza, al igual que en el caso anterior, a una acequia de riego. En relación a las redes eléctricas y de telefonía siguen aéreas en la mayor parte de las barriadas. Existe alumbrado por las calles de las barriadas, si bien el sistema de iluminación se considera anticuado.

Dentro de las barriadas, es la zona de La Alquería la que presenta mayores deficiencias. Carece de saneamiento público utilizando las viviendas, en el mejor de los casos, pozos ciegos. Como en los casos anteriores, las redes de telefonía y electricidad siguen siendo aéreas. La pavimentación asfáltica se reduce a los caminos principales al igual que el acerado y el alumbrado público”.

En la barriada de Torrealquería, que es el núcleo de población en el que se concentra una mayor proporción de solares libres en suelo residencial, y en el que se ha dado una de los mayores aumentos de población, (más del doble en los últimos 10 años, pasando de poco más de 400 habitantes en 2007 al millar en 2017), no se mencionan los graves problemas de saneamiento que tiene aún, así como las deficiencias que sigue arrastrando la depuradora. Además, tanto la Barriada de Torrealquería como las antes nombradas, tienen grandes deficiencias también en el transporte público, los equipamientos públicos y suministros de agua, por nombrar sólo los más importantes.

Por todo ello, según palabras del Portavoz de IU, Javier Caravias, “hemos de afirmar que construir la mayoría de las viviendas públicas protegidas en estas barriadas sería actualmente tanto como construir “guetos”, sin las condiciones necesarias para que se pudieran considerarse núcleos de población integrados social y funcionalmente, no se evitaría la segregación espacial de la población por distintos niveles de renta, y no podría calificarse ni de cerca como núcleos de población equipados de las dotaciones públicas mínimas exigibles. El grupo municipal de IU presentará alegaciones al PMVS en este sentido”.